Inicio Grupo Vodafone Diferencia Salarial en Vodafone

Diferencia Salarial en Vodafone

Compartir
Print Friendly, PDF & Email

Durante esta semana de la mujer se plantean cuestiones como la brecha salarial entre hombres y mujeres y efectivamente en Vodafone es de un 4,9% de media para un mismo puesto. Desde luego es algo que hay que eliminar porque no hay justificación para ello y hemos solicitado a la empresa medidas concretas que disminuyan esa diferencia.

Sin embargo entre los empleados de Vodafone hay más preocupación por la diferencia salarial entre compañeros, independientemente del género,  que realizan idéntica actividad y con igual antigüedad.

Hablamos de las famosas Bandas Salariales que aplican en la política salarial de esta compañía y que permiten diferencias de hasta un 40% entre compañeros.

La empresa lo justifica con varias circunstancias:

– Negociación en la contratación: cuando un empleado entra en la compañía su salario depende de su formación y experiencia previa pero sobre todo del mercado en ese momento (oferta y demanda, necesidades del negocio, situación económica general, etc). Este salario inicial marca en gran parte la evolución futura del mismo.

– Evolución de la carrera profesional: una vez en la empresa, influye mucho cómo nos hayamos movido por distintos puestos y unidades puede conllevar una evolución salarial diferente.

– Incrementos salariales: dependiendo de la antigüedad en la empresa el salario se ve afectado por las etapas de bonanza y crisis de la compañía. En los años 2000 las subidas eran superiores al 5-6% mientras que los últimos años los salarios se han congelado o han tenido subidas en torno al 1%.

– Política salarial Vodafone: la empresa no cree en el ‘café para todos’ y por tanto las subidas salariales son a discreción del manager en función de su desempeño personal. Se considera que un empleado está en banda si es un +-20% del salario medio del puesto.

Desde UGT, aunque entendamos la política de la recompensa por rendimiento, antes de aplicarla consideramos que tiene que existir un mínimo de subida salarial para toda la compañía, un incremento mayor para los salarios más bajos, un incremento especial para los más desposicionados respecto a sus compañeros y unas bandas salariales más estrechas y públicas por puesto.