Inicio Regulación El plan de EEUU para acabar con la brecha digital

El plan de EEUU para acabar con la brecha digital

Compartir
Print Friendly, PDF & Email

La NTIA (National Telecommunications and Information Administration), agencia bajo la dependencia del Departamento de Comercio, es la responsable de asesorar al Presidente de los EEUU sobre cuestiones relacionadas con las telecomunicaciones y la Sociedad de la Información. En consecuencia, la NTIA tiene encomendada la misión de crear programas y políticas para la ampliación del acceso de banda ancha a la población estadounidense y la adopción de Internet entre sus habitantes[1].

Sus estudios y análisis sobre los progresos de la Brecha Digital en EEUU son una fuente constante de datos, así como una referencia a nivel mundial.

Los últimos datos publicados[2] muestran los importantes progresos de algunos de los grupos demográficos que históricamente se han quedado atrás en el uso de Internet en EEUU, tales como los ancianos, las minorías y los estadounidenses con menor nivel educativo.

Son particularmente prometedores los avances en los mayores de 65 años, que aumentaron su inclusión digital desde el 51% al 56% entre 2013 y 2015. Algo semejante podemos afirmar sobre el grupo entre los 45 y los 64 años, que han mejorado en 4 puntos porcentuales su adopción de Internet. También es reseñable el incremento en el número de usuarios de Internet entre los más pequeños –un 10% en el mismo periodo-, aunque el surgimiento de los nativos digitales es un signo de los tiempos en todo el mundo.

Por el contrario, el uso se mantuvo prácticamente sin cambios entre los que antes eran más propensos a entrar en Internet, con el 83% de los estadounidenses entre las edades de 25 y 44 años.

brecha_digital_1

Junto con el aumento en el uso entre pequeños y mayores, los últimos datos sugieren una reducción de la brecha digital en otras líneas demográficas, incluyendo el nivel educativo. Así, mientras que el uso de Internet entre los estadounidenses con educación post-secundaria se mantuvo estable entre 2013 y 2015, aumentó significativamente entre los que tienen estudios hasta dicha acreditación escolar.

Pero a pesar de que aquellos que acreditan menor instrucción educativa están aumentando gradualmente su presencia en línea, la brecha por esta cuestión sigue siendo muy elevada, con un 88 por ciento de los graduados universitarios conectados, en comparación con el 58 por ciento de los que no tienen acabada la escuela secundaria.

En cuanto a las minorias raciales, el uso de Internet ha crecido más en los afroamericanos (68% en 2015, desde el 64% 2013), los hispanos (66 vs. 61%), y los indios americanos y nativos de Alaska (70% desde el 61%), en comparación con los blancos (78 vs. 75%) y los asiático-americanos (77 vs. 75%).

Tomados en conjunto, estos hallazgos sugieren que el uso de Internet puede estar llegando a una estabilización entre los segmentos de la población que han sido históricamente más propensos a entrar en Internet y que los esfuerzos para aumentar aún más la adopción en los Estados Unidos deben dirigirse a aquellos colectivos menos propensos a usar Internet.

Este reto, tal y como han demostrado los patrones demográficos, deben centrarse en las minorías no asiáticas, en los hogares con menos ingresos o con menor educación recibida y en las personas con discapacidad, sin duda los grupos más propensos a no utilizar el Internet en casa.

Las razones que dan estos colectivos para no conectarse a Internet son bien conocidas en nuestro país[3]: la falta de interés o necesidad (55%), descendiendo a un 24% aquellos que lo consideran caro y a un 7% aquellos que afirman no poseen el ordenador adecuado:

brecha_digital_2

La propia NTIA reconoce que, desde 2001, estas razones se han mantenido como las principales para explicar por qué no se utiliza Internet en casa.

No obstante, la última encuesta realizada en 2015 profundizó más estas respuestas, separando el “no es necesario” y el “no me interesa”, y matizando la respuesta “demasiado caro” entre “no me lo puedo permitir” y “no vale la pena por el coste”.

Este desglose nos permite visualizar como del 55% de los hogares que han declarado “falta de interés o la no necesidad del servicio”, un 60% se adhirió a la idea de no necesitar el servicio, mientras que el 40% restante declaró no tenían ningún interés en Internet.

Además, del 24% de los hogares que manifestaron no usar Internet debido a su coste, un abrumador 92% explicó que no se lo podía permitir, en comparación con el 8% que respondió que el servicio no se vale la pena el costo, lo que nos lleva a firmar que el coste del servicio sigue siendo una fuerte barrera de entrada.

Otra cuestión llamativa se centra sobre aquellos hogares que habían utilizado alguna vez Internet y aquellos que nunca habían hecho previamente. Así, los hogares con antecedentes en Internet parecen ser más sensibles a los precios, hasta el punto de que un 31% de aquellos que tuvieron conexión ahora responden que no pueden costearse el servicio.

Como se ilustra en la siguiente figura, los datos también nos indican los hogares con pasado en Internet aprecian más la utilidad de esta tecnología, siendo menos propensos a afirmar que Internet no es necesario (21%) o que no estaban interesados (13%), en comparación con los hogares que nunca habían usado Internet en su casa (36 por ciento y 24 por ciento, respectivamente).

Otra de las preguntas incluida en la pesquisa incide en aquellos hogares sin conexión, indagando en la posibilidad de unirse al servicio en caso de bajar los precios. El 23% afirma que se conectarían a Internet si la conexión fuese menos cara. Asimismo, la mitad de los hogares que habían abandonado Internet volverían a conectarse si bajase el coste, mientras que sólo el 17% de los hogares que nunca se han conectado dieron la misma respuesta.

Por tanto, la una significativa reducción de los costes conllevaría una importante reducción de la brecha digital entre aquellos que con experiencia en Internet. Por otro lado, superar la percepción existente en muchos hogares de que el acceso a Internet en el hogar es irrelevante, daría un fuerte impulso a la inclusión digital, aunque este aspecto comporta más dificultades.

brecha_digital_3

Para remediar esta problemática social, la Admiración Obama ha lanzado la iniciativa ConnectALL[4], que pretende garantizar que los estadounidenses con menos conocimiento digital o  menos ingresos no se queden atrás en el mundo digital.

En concreto, el plan se centra en aquellas familias con una renta menor a los 25.000 dólares anuales, que representan el colectivo más desconectado. Para ellos, se buscarán soluciones ad hoc, tanto mediante subvenciones directas a través del Servicio Universal o llegando a acuerdos con el sector privado para proporcionar conexiones asequibles a colectivos vulnerables. En el otro extremo, se confeccionará un plan nacional de habilidades digitales que permitan alcanzar la alfabetización digital plena ente la población estodunidense.

Como se puede observar, las medidas planteadas por el Gobierno de los EEUU coinciden casi en su totalidad por las expuestas por UGT en diversas ocasiones[5]. De hecho, tanto los aspectos relacionados con la asequibilidad de la conexión a Internet –UGT defendió tarifas de conexión a Internet a 20 euros[6]–  como en formación en tecnología a colectivos vulnerables[7], han sido propuestas por nuestra Organización, en una apuesta decidida por la igualdad digital y la conformación de una Sociedad de la Información justa y equitativa.

Por tanto, ojalá el ejemplo de los EEUU sirva de inspiración a nuestro gobierno para introducir la Inclusión Digital[8] como una de sus prioridades en la próxima legislatura.

 

[1] https://www.ntia.doc.gov/about

[2] https://www.ntia.doc.gov/blog/2016/digitally-unconnected-us-who-s-not-online-and-why y https://www.ntia.doc.gov/blog/2016/first-look-internet-use-2015

[3] http://www.smcugt.org/archivos/elementos/2015/revocando_mitos.pdf

[4] https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2016/03/09/fact-sheet-president-obama-announces-connectall-initiative

[5] http://www.ugt.es/SitePages/NoticiaDetalle.aspx?idElemento=1278, http://www.elmundo.es/tecnologia/2015/07/22/55af7a76e2704e94178b4577.html, http://www.abc.es/tecnologia/redes/20150722/abci-brecha-digital-espana-201507221733.html

[6] http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2015-07-22/ugt-propone-adsl-a-20-euros-para-salvar-la-exclusion-digital_938553/

[7] http://www.elmundo.es/sociedad/2015/11/01/5634c08eca4741bc188b4628.html,

[8] http://http://www.ugtcomunicaciones.es/wordpress/wordpress/wp-content/uploads/2017/01/turnos-telyco.jpg/archivos/elementos/2016/el_proximo_gobierno_debe_introducir_la_inclusion_digital.pdf