Inicio Opinión España desprecia su talento

España desprecia su talento

Compartir
Print Friendly, PDF & Email

Puede parecer un titular duro o incluso exagerado, pero resulta que es el que mejor traslada las evidencias que nos aportan los datos y los informes de todo tipo de entidades nacionales e internacionales.

La última prueba proviene del informe World Talent Ranking 2018, confeccionado por la escuela de negocios International Institute for Management Development (IMD)1https://www.imd.org/news/updates/imd-world-talent-ranking-2018/ , radicada en Lausana, Suiza.

Desde 2014, esta publicación evalúa cómo 63 economías desarrollan, atraen y retienen profesionales altamente calificados. Para IMD, cultivar una fuerza laboral capacitada y educada es crucial para fortalecer la competitividad y lograr la prosperidad a largo plazo, particularmente en el panorama dinámico actual donde la inteligencia artificial, la robótica y otras nuevas tecnologías redefinen constantemente los desafíos que los gobiernos, las empresas y la sociedad en general tendrán que enfrentar en el futuro.

El desempeño de los países en el World Talent Ranking se basa en tres factores: “Inversión y desarrollo”, que mide los recursos comprometidos para cultivar capital humano en cada país; el factor de «Atracción», que evalúa en qué medida un país atrae talento local y extranjero. Y finalmente, el factor de «Preparación», que cuantifica la calidad de las habilidades y competencias disponibles.

Pues bien, entre los 63 países analizados, España se localiza en el puesto 31. Por detrás de países como Portugal, Chipre, Malasia y Qatar. Obviamente, esta posición no solo es muy decepcionante, sino que además está muy lejos de lo esperable, ya que España es la decimotercera potencia por PIB del mundo.



A pesar de que la evolución interanual ha sido positiva, pero también paupérrima, al subir un puesto. No obstante, cabe resaltar el hundimiento en el factor “Inversión y desarrollo”: seis puestos menos en un año.



Las principales carencias de España están en los siguientes indicadores:

  • El aprendizaje está suficientemente implementado: puesto 55 de 63.
  • La capacitación de los empleados es una alta prioridad en la compañía: puesto 58.
  • Atraer y retener talentos es una prioridad en las empresas: ídem; 58.     
  • Crecimiento de la fuerza del trabajo (en %): 53.
  • Las habilidades lingüísticas están satisfaciendo las necesidades de las empresas: 52.


Si a los resultados de este informe le sumamos los informes anteriores, como el del Foro Económico Mundial, que afirma que España desperdicia el 34,4% de su talento nacional (The Global Human Capital Report 20172https://www.weforum.org/reports/the-global-human-capital-report-2017) o el OCDE Employment Outlook 20183http://www.oecd.org/els/oecd-employment-outlook-19991266.htm, que asegura que España infrautiliza el 41,3% de su mano de obra, es evidente el fracaso de nuestro país en términos de talento y de aprovechamiento de su fuerza laboral y humana.

UGT exige a políticos y gobiernos que pongan inmediatamente remedios a esta lacra. Debemos construir políticas que mejoren la capacitación de nuestros trabajadores; como por ejemplo el Derecho a la Formación Continua Profesional, la eliminación de todos los estereotipos relacionados con la Formación Profesional, introducir las nuevas tecnologías en todos los periodos educativos y acercar las titulaciones universitarias a las necesidades de las empresas. El futuro de nuestro país depende de ello.


UGT Comunicaciones
Sector Estatal