Inicio Mercado Comunicaciones España y las TIC, 2T2016

España y las TIC, 2T2016

Compartir
mapa_españa
Print Friendly, PDF & Email

Siguiendo la serie de reportes periódicos sobre el comportamiento, los usos y la penetración de las TIC en los hogares y entre los españoles/as que venimos realizando[1], en base a las estadísticas que trimestralmente publica la CNMC en el denominado Panel de Hogares[2], acometemos el análisis correspondiente a los datos del segundo trimestre de 2016.

Los dos indicadores más relevantes son los referidos a Individuos que usan Internet y a Hogares conectados a Internet, puesto que determinan la salud de las TIC dentro de un país.

Ambos valores no han parado de incrementarse desde que se iniciaron esta serie de estadísticas –comienzos de 2011-. En cuanto al número de internautas, el incremento ha sido de 19,2 puntos:

No obstante, aunque es evidente la progresión, no puede valorarse este incremento como positivo si se compara con nuestros vecinos europeos. De hecho, aunque no existan datos europeos para el mismo periodo, la media europea de Internautas en 2015[3] es superior al dato español (83,6% de Europa en 2015 vs. 83,4% de España en 2016), con Estados Miembros que superan el 90% (Reino Unido, Alemania y la mayoría de países nórdicos). Como ya hemos advertido en múltiples ocasiones[4], España sigue presentando un inadmisible retraso en la adopción de Internet.

Si acometemos el análisis desde un punto de vista geográfico, vuelve a visualizarse la Brecha Digital. Así, las personas que viven en ciudades pequeñas o rurales presentan unos índices de adopción muy inferiores a aquellos que viven en grandes urbes, especialmente en cuanto a la adopción de Internet: el diferencial entre las ciudades de menos de 10.000 habitantes y las de más de medio millón supera los 11 puntos porcentuales de diferencia:

La CNMC también constata como las infraestructuras de acceso a Internet están evolucionando de forma exponencial, especialmente en cuanto a la capilaridad de la fibra óptica, que ya está en 1 de cada 3 casas con acceso a Internet, con una mejora en su penetración del 8% en sólo un año:

En cuanto a la disponibilidad de equipos TIC en los hogares españoles, destaca la presencia cada vez mayor de los Smart TV[5], tabletas y ordenadores portátiles:

Los españoles nos conectamos con bastante frecuencia a Internet; de hecho, el 64,6% lo hace varias veces al día. Los dispositivos que usamos para conectarnos son, principalmente, el teléfono móvil, los ordenadores portátiles o de sobremesa, las tabletas, y en menor medida, Smart TV y videoconsolas.

Este uso masivo del móvil como principal vehículo de entrada a Internet repercute en que España sobresalga en el uso y adopción de los smartphone: nada más y nada menos que el 77,5% de los ciudadanos españoles con un móvil poseen un teléfono inteligente.

Otra derivada es la que concierne al tipo de uso de los smartphone: 9 de cada 10 internautas emplea aplicaciones OTT (over the top) para enviar mensajes, mayoritariamente WhatsApp (89,8%), seguida de Facebook Messenger (36%). Ambas aplicaciones han aumentado su penetración en el mercado en el último año en 5 y 11 puntos porcentuales, respectivamente. Además, casi la mitad de los internautas usa aplicaciones para llamar a través de Internet. WhatsApp también es la aplicación más utilizada, 31,3% de los internautas. Le siguen Skype, usada por el 13,5% de los internautas y Facebook Messenger, con un 10,2%.

Entre los usos más frecuentes del smartphone se encuentran: la mensajería online (78,2% de uso diario), las redes sociales (35,6%) y el correo electrónico (28,4%). Menos frecuentes son el visionado de videos y los servicios de localización (GPS), con un 13 y 3% respectivamente.

La adopción masiva de este tipo de servicios OTT ha cambiado de forma radical el uso de las comunicaciones, hasta el punto de demostrarse que un 69% de los españoles ya no usa SMS y un 35% consumen menos de la mitad de la voz fija que hacia antaño:

Como se puede apreciar en el gráfico, la telefonía móvil vocal ha sido la línea de negocio menos afectada, mientras que los mensajes cortos han sido los que más acusado el cambio. La telefonía fija también ha notado la variación. En cualquier caso, el número de ciudadanos que han aumentado el consumo en cualquiera de los segmentos el prácticamente testimonial.

Otra de las variantes que analiza la CNMC es la de los servicios audiovisuales online. El acceso a Internet permite la visión de contenidos a la carta y las veces que se quiera; de hecho, cerca de un 20% de los individuos reconoce que suele ver por Internet programas de televisión que ya han sido emitidos anteriormente. En cuanto a las plataformas utilizadas para ver televisión a la carta destaca el uso de Atresplayer (45%), rtve.es (37%) y Mitele (35%).

Por otro lado, un escaso 10% de los hogares con acceso a Internet declara que usa plataformas de pago para ver contenidos audiovisuales on-line. Entre estas destacan Yomvi (7,8% de los hogares con Internet), Netflix (1,8%) y Wuaki (1,1%). Estas modalidades de consumo han venido acompañadas de un incremento notable del acceso a Internet a través de la televisión en el último año: de un 7,6% en 2015 a un 10,2% en el 2016.

Por último, destacar que al consultar a los hogares por los contenidos audiovisuales que consumen, el reparto se divide entre una gran amalgama de productos, desde los videos cortos a los documentales:

Contenidos audiovisuales online más consumidos (% individuos)

 

[1] Por ejemplo: http://www.smcugt.org/archivos/elementos/2016/espana_y_las_tic_2t2015.pdf

[2] http://www.cnmc.es/es-es/cnmc/estad%C3%ADsticas.aspx y http://data.cnmc.es/datagraph/

[3] http://digital-agenda-data.eu/charts/analyse-one-indicator-and-compare-countries/

[4] Por ejemplo: http://www.smcugt.org/archivos/elementos/2016/mejoramos_poco_en_inclusion_digital_.pdf

[5] http://comunicaciones.smcugt.org/noticia/smart-tv-la-proxima-revolucion-id-43774.htm