Inicio Mercado Comunicaciones Eurostat radiografía las TIC europeas

Eurostat radiografía las TIC europeas

Compartir
Print Friendly, PDF & Email

Tres publicaciones casi consecutivas – dos de carácter periódico[1] y un eurobarómetro especial[2]– confeccionadas por la Oficina Europea de Estadística, Eurostat, analizadas en su conjunto y de forma global, conforman una excelente radiografía del desarrollo de las TIC en Europa y España.

Los tres estudios –uno sobre empresas, otro sobre la adopción de Internet por parte de la ciudadanía europea, y el barómetro especial, de 230 páginas, y que abarca todo el Mercado Único Digital[3]– son muy descriptivos y aportan información actualizada sobre diversos indicadores de importancia clave para conocer la salud tecnológica en cualquier país de la Unión.

En este informe nos centraremos en los datos de España, comparándonos con los de nuestros vecinos.

Empezamos por las empresas y cómo adoptan las TIC para sus prácticas publicitarias. Así, las empresas españolas de 10 trabajadores o más no alcanzan la media en ninguno de los ítems analizados, lo que vuelve a demostrar[4] el retraso del tejido productivo español:

En cuanto al uso de Internet por parte de los ciudadanos/as, España sigue soportando una Brecha Digital de adopción muy superior a la media europea. De hecho, el porcentaje de personas que nunca han accedido a Internet se cifra en un 17%, lo que significa que casi 6 millones de españolas y españoles nunca han accedido a Internet[5]. Aunque este porcentaje mejora los resultados de años anteriores, sigue siendo inconcebiblemente alto y su disminución siempre es a un ritmo inferior al de nuestros vecinos europeos[6]:

Algo semejante ocurre con los hogares: estamos 3 p.p. por debajo de la media europea, que en número reales significa que 2,4 millones de hogares españoles no disponen de Internet. Y si bien la mejora desde 2010 es evidente, sigue siendo claramente insuficiente para converger con Europa y acercarnos a los líderes:

Curiosamente, el algo si destaca España para bien: en el uso de smartphones, el más alto de Europa:

Finalizamos el informe sobre ciudadanía digital con una panorámica sobre el uso de Internet, en donde se comprueba que no alcanzamos, de nuevo, la media europea en ningún aspecto:

El último de los informes es el más completo y denso, y de su contenido destacamos tres conclusiones principales referidas a nuestro país:

  1. España es el país de Europa en donde WhatsApp ha impactado con más fuerza.
  2. España no converge con la UE en los principales indicadores tecnológicos.
  3. La escasa adopción de la TV de pago en España significa una gran oportunidad de negocio en la próxima década.

Efectivamente, la disrupción de las aplicaciones mensajería electrónica ha sido especialmente llamativa en España: somos el país de los 28 que con más intensidad usa WhatsApp, con un porcentaje de aceptación del 66%, muy por encima del 53% de media europea. Este uso intensivo repercute negativamente en el uso de SMS, hasta el punto de colocar a España como el país europeo que menos usa los mensajes cortos para comunicarse:

Curiosamente, el uso masivo de esta app no ha tenido la influencia esperable sobre otro tipo de servicio semejantes, como el empleo de apps para video-llamadas o VoIP, llegando a situar a España como uno de los países con menor uso de estas tecnologías:

Entrando en la penetración de las diferentes líneas de negocio de las telecos, el mapa por países nos depara resultados dispares; estamos en la parte baja de la tabla de hogares con acceso a Internet, con un 57%, por una media de la UE diez puntos mayor y a 20 pp del Reino Unido. Sin embargo, en hogares con teléfono fijo, sí superamos abiertamente la media europea; y entre un caso y otro, están los hogares con banda ancha móvil, en los que nos situamos en la media UE-28:

Para finalizar con este apartado, haremos una referencia a la evolución del índice de hogares con conexión a Internet comparado con el de la UE: si en 2009 el diferencial era de un 10%, siete años después, dicho margen se mantiene. Por tanto, España no converge con Europa en uno de los principales indicadores tecnológicos:

Por último, queda el capítulo dedicado a la TV. Entre los países que componen la Unión, España se distingue como el de mayor aceptación de la TDT como vehículo televisivo (90% por un 38% de la UE-28), dejando las opciones de TV de pago en márgenes inferiores a un 10%, cuando Europa presenta índices del 20%. Si se tiene en cuenta que las frecuencias dedicadas a la TDT, con muchísima probabilidad, se destinen a usos de banda ancha móvil a partir de 2030, lo que cerrará la TV de difusión abierta, generarán una clara oportunidad de negocio que seguramente los operadores de telecomunicaciones intentarán llenar con sus productos de contenidos audiovisuales:

[1] http://europa.eu/rapid/press-release_STAT-16-4387_en.htm y http://europa.eu/rapid/press-release_STAT-16-4477_en.htm
[2] http://ec.europa.eu/COMMFrontOffice/publicopinion/index.cfm/Survey/getSurveyDetail/instruments/SPECIAL/surveyKy/2062
[3] http://www.smcugt.org/archivos/elementos/2015/la_comision_junker_presenta.pdf
[4] http://www.smcugt.org/archivos/elementos/2016/las_empresas_espanolas_lejos_de_la_integracion_.pdf
[5] http://ugtcomunicaciones.es/noticia/mas-de-4-millones-de-espanoles-no-podran-conectarse-a-internet-o-lo-haran-de-manera-deficiente-id-54839.htm
[6] http://portal.ugt.org/Brecha_Digital/BRECHADIGITAL_WEB.pdf