Inicio Opinión El fin del sobrecoste por roaming en Europa

El fin del sobrecoste por roaming en Europa

Compartir
Print Friendly, PDF & Email

El próximo 15 de junio, el sobrecoste añadido por usar el teléfono móvil en los países que componen la Unión Europea habrá acabado.

No es una noticia nueva[1], la Comisión Europea lleva una década intentando eliminar este cargo adicional, en un proceso que partió con la reducción paulatina de las tarifas de voz, SMS y datos hasta su inminente y completa eliminación.

Pero en este último escalón conlleva novedades en dos aspectos muy relevantes para ciudadanos y operadoras: la concreción de las políticas de “uso justo” de los clientes y la regulación de las tarifas mayoristas de itinerancia.

Las “políticas de uso justo” – Fair Use Policy – responden a la preocupación de las telecos ante los posibles “abusos” de los clientes. Un ejemplo muy repetido sería el de un ciudadano y residente habitual en un Estado Miembro de la Unión, que contrata su servicio móvil en otro país, evidentemente con unas tarifas más asequibles, usando dicho servicio de forma habitual en su país residencia, pero con un contrato foráneo.

Para evitar este tipo de comportamientos, se ha acordado el programa “Roam like at home”itinerancia como en casa, en su traducción al castellano- que está dirigido a personas que viajan en la UE por trabajo o placer. Así, todos los europeos pagaremos el mismo precio que pagamos ahora por llamadas, SMS o datos en nuestra “casa” cuando visitemos otros países de la Unión. Por tanto, “Roam like at home” no está destinado a ser utilizado para roaming permanente, sino reservado para viajes ocasionales fuera de nuestra residencia habitual.

La vigilancia para evitar que se quebraten estas normas corresponderá a las operadoras, que podrán exigir a los consumidores que demuestren que viven, o tienen vínculos estables con un país específico antes de incluir «“Roam like at home” en el contrato. Además, en el caso de sospechas del citado quebranto, se ha redactado un protocolo dividido en dos fases:

  • Periodo de observación: los operadores, empleando la información recogida en la facturación, pueden comprobar hasta qué punto los clientes están utilizando los servicios móviles en el extranjero en comparación con su consumo en el hogar.
  • Periodo de advertencia: Si durante un período de 4 meses, los datos de facturación sugieren que un consumidor ha estado más tiempo en el extranjero que en casa, o ha consumido más datos mientras viajaba en la UE, el operador puede enviar un mensaje de advertencia. Este mensaje advertirá al consumidor que tiene dos semanas para informar a su operador sobre su situación de viaje o para cambiar sus patrones de uso.

De hecho, en su nota de prensa[2], la Comisión Europea advierte que debe garantizarse la protección de los consumidores a la vez que se respetan las “políticas de uso razonable”. Así, se podrán solicitar detalles personales para determinar el concepto de «relación estable» con un país, asegurando que las personas, como trabajadores fronterizos o desplazados, estudiantes y jubilados, que tienen vínculos estables con un país sin residir oficialmente en dicho país, puedan beneficiarse de la eliminación de estos sobrecostes.

Simultáneamente, la Comisión pondrá en marcha un sistema de derogación excepcional y temporal del “Roam like at home”, que sólo podrá activar un regulador nacional en circunstancias muy estrictas, cuando por ejemplo demuestre que el fin de las tarifas de itinerancia en un mercado nacional puede dar lugar a aumento de los precios para los clientes domésticos. Esta medida fue una de las reclamaciones trasladadas por la CNMC a la Comisión para racionalizar la eliminación del roaming en España[3].

Además, se vigilarán con especial celo los “abusos comerciales”, relacionados con la compra y reventa en masa de tarjetas SIM para su uso permanente fuera del país de origen. En tales casos, se permitirá que el operador tome medidas inmediatas y proporcionadas informando al regulador nacional (como, por ejemplo, desactivando tales SIM en base a las condiciones contractuales).

La otra clave es la determinación de los precios mayoristas (los precios que los operadores se cobran entre sí para permitir el roaming en toda Europa en las redes de unos a otros), que sufren fuertes reducciones. Por ejemplo, las llamadas de voz pasan de 0,04 a 0,032 céntimos por minuto; los SMS bajan hasta los 0,01 y los datos, se reducen a 7,75 euros por gigabyte[4] (es decir, reducciones en algún caso superiores al 50%, en comparación con tarifas actuales al por mayor[5]). Sin lugar a dudas, estás rebajas serán bienvenidas por los OMV, que reclamaron una sustancial reducción de estos precios[6].

En resumidas cuentas, el fin de los recargos por usar el móvil en el extranjero atisba su final. En el medio queda un complejo proceso que se inició en 2007, con la creación de la “Eurotarifa[7]”, dejando por el camino una fortísima división entre los reguladores de los Estados Miembros de la Unión[8] y las quejas de los sindicatos liderados por UNI-Telecom y UGT Comunicaciones para advertir de las repercusiones de esta medida sobre el empleo: los sindicatos europeos estimamos que la medida destruirá cerca de 86.000 puestos de trabajo en todo el Sector[9].

 

 En resumidas cuentas, el fin de los recargos por usar el móvil en el extranjero atisba su final. En el medio queda un complejo proceso que se inició en 2007, con la creación de la “Eurotarifa[7]”, dejando por el camino una fortísima división entre los reguladores de los Estados Miembros de la Unión[8] y las quejas de los sindicatos liderados por UNI-Telecom y UGT Comunicaciones para advertir de las repercusiones de esta medida sobre el empleo: los sindicatos europeos estimamos que la medida destruirá cerca de 86.000 puestos de trabajo en todo el Sector[9].

[1] http://www.smcugt.org/noticia/la-comision-europea-define-su-estrategia-para-el-mercado-unico-digital-id-50223.htm
[2]
http://europa.eu/rapid/press-release_IP-16-4322_en.htm
[3]
http://www.smcugt.org/archivos/elementos/2016/la_cnmc_solicita_racionalizar_el_fin_del_roaming_en_espana_.pdf
[4]
http://www.europarl.europa.eu/news/sv/news-room/20161128IPR53518/end-of-roaming-charges-industry-meps-cap-wholesale-prices-for-use-of-networks
[5]
http://www.europarl.europa.eu/news/en/news-room/20170130IPR60199/end-of-mobile-roaming-charges-deal-on-lower-wholesale-price-caps y http://europa.eu/rapid/press-release_MEMO-16-3164_en.htm
[6]
http://www.smcugt.org/archivos/elementos/2016/informe_los_omv_piden_bruselas_bajar_los_precios.pdf
[7]
http://europa.eu/rapid/press-release_MEMO-07-251_es.htm
[8]
https://www.telecompaper.com/news/polish-regulator-outs-discontent-with-ec-roaming-rules–1176137
[9]
http://ec.europa.eu/information_society/newsroom/cf/dae/document.cfm?doc_id=1459 y www.smcugt.org/noticia/posicion-de-uni-europa-icts-con-respeto-al-mercado-unico-europeo-de-las-comunicaciones-electronicas-id-43281.htm