Inicio Opinión La digitalización de la empresa española sólo mejoró un 1% en 2016

La digitalización de la empresa española sólo mejoró un 1% en 2016

Compartir
Print Friendly, PDF & Email

Una y otra vez, los estudios e informes que se van publicando en nuestro país muestran la misma realidad: las empresas españolas son remisas a la digitalización.

En esta ocasión, para más INRI, se trata de un informe[1] de la Cámara de Comercio de España, un ente público con una clara vinculación, y afinidad, con el tejido empresarial; un documento que vuelve a sacar los colores a nuestras compañías: el grado de digitalización de nuestro tejido productivo sólo aumentó un 1% en 2016[2].

El Observatorio de Competitividad Empresarial-Sociedad de la Información, ente que depende de la Cámara de Comercio España, elabora anualmente un Indicador Sintético que aglutina cuatro ámbitos específicos de la digitalización: conectividad, web y redes sociales, e-business y capital humano en TIC’s. Y en efecto, el crecimiento de este indicador entre 2015 y 2016 se queda en un paupérrimo 1%:

El informe señala que este crecimiento ha sido superior al de la media comunitaria – se trata del primer estudio internacional que alcanza esta conclusión[3], aunque aclara que el indicador de la UE con el que se compara es el de 2015, lo que viene a presentar una comparativa muy sui géneris-; con estos datos, coloca a las CCAA de Madrid y Cataluña muy por encima de la media europea; Las compañías del País Vasco y de la Rioja se sitúan en tercer y cuarto lugar. Por el contrario, Murcia, Castilla-La Mancha y Cantabria son las regiones en las que el indicador presenta un valor más moderado:

No obstante, más de la mitad de las empresas españolas confiesan tener un nivel de digitalización medio:

 

Además, de los cuatro subindicadores que traza el estudio en las empresas, dos han sufrido retrocesos: el ya clásico de Capital Humano[4] y, muy llamativamente, el correspondiente al componente básico de presencia de las empresas en Internet (web y redes sociales):

Este retroceso es lógico cuando se analiza en qué invierten las empresas cuando hablan de digitalización: en el último lugar sitúan al “personal capacitado para su manejo”:

Y como corolario de este ilustrativo informe, podemos observar como los mismos empresarios (400 encuestados), afirman que, entre los efectos de la digitalización, NO se encuentra precisamente la creación de empleo (pero sí la imagen de marca):

Mientras esta sea la visión de nuestro tejido industrial, nuestra economía no podrá cambiar de esquema productivo. Seguiremos siendo un país basado en los servicios y en el turismo, tremendamente débil ante cualquier crisis económica, con una clase trabajadora precaria y con un futuro muy poco prometedor.  Desde estas líneas queremos volver a poner el foco en la parca visión que tiene el empresariado español sobre qué significa y representa la digitalización. Nuestro crecimiento digital es ínfimo, las comparativas internacionales nos sacan los colores, existe una elevadísima proporción de empresas con escasa o nula digitalización, pero sobre todo, se sigue despreciando la necesidad de dotarse e invertir en recursos humanos cualificados y especializados en las TIC.

UGT Comunicaciones


[1] https://www.camara.es/madrid-y-cataluna-la-cabeza-de-la-digitalizacion-en-espana
[2] https://www.invertia.com/es/-/la-digitalizacion-de-la-empresa-espanola-mejora-un-1-en-2016-segun-camara
[3] http://www.smcugt.org/archivos/elementos/2016/nri_2016__espana_empeora_en_el_principal_indice_digital_del_mundo.pdf
[4] http://www.ugtcomunicaciones.es/wordpress/europa-da-toque-atencion-espana-las-deficiencias-digitales-la-poblacion/; http://www.ugtcomunicaciones.es/wordpress/espana-retrocede-dos-puestos-indicador-conocimientos-digitales-la-poblacion/; http://www.ugtcomunicaciones.es/wordpress/la-preparacion-