Inicio Mercado Comunicaciones La Europa Digital a debate

La Europa Digital a debate

Compartir
Print Friendly, PDF & Email

El pasado 20 de septiembre tuvo lugar en la Fundación Carlos de Amberes[1] de Madrid una jornada con el nombre Europa a Debate; La Europa digital: competitividad, progreso e integración[2], a la que asistió una delegación de UGT Comunicaciones.

Esta jornada representaba la continuación de una serie de coloquios que ha organizado la Fundación Carlos de Amberes a lo largo de los últimos años en el marco de las presidencias rotatorias del Consejo de la UE.

En concreto, este coloquio se enmarca dentro de la Presidencia de Estonia durante la segunda mitad de 2017, y se realiza en colaboración con la Asociación de Periodistas Europeos, la Comisión Europea, el Real Instituto Elcano y la Embajada de Estonia. Sus objetivos eran difundir los avances de la Unión en lo referente a las nuevas tecnologías y cómo estas constituyen un camino para la integración, la competitividad y el progreso; involucrar a ciudadanos y expertos en el desarrollo de las políticas de la Unión y divulgar y debatir la labor realizada por la Presidencia estonia.

Efectivamente, quizás las intervenciones del embajador estonio en España, Rasmus Lumi y del Secretario General Adjunto de Comunicaciones y Sistemas de Información Estatal, Siim Sikkut, fueron lo más interesante de la jornada. Así, Estonia, un país de pequeño tamaño, se configura, sin lugar a dudas, como el Estado de la Unión más digital.

Por ejemplo, en Estonia nunca se dan los datos personales más de una vez en caso de un trámite administrativo; se tarda una media de 8 minutos en pagar los impuestos y unos 15 en montar una empresa. Todos los ciudadanos estonios disponen de una identificación digital (e-ID), con el que interactúan con los servicios públicos de su país a través del móvil. Todas estas medidas ahorran, según los representantes estonios, hasta un 2% del PIB anual. Como describió The Economist[3], Estonia es un país de agnósticos que tiene Fe en la digitalización.

Los retos de Estonia, y que quieres trasladar al resto de la Unión Europea, son hacer de la digitalización algo que no se vea como intangible o hueco; hay que hacer entender a la ciudadanía qué es la tecnología y como le puede ayudar. Dicho de otro modo, que la tecnología proporciona prosperidad y que abrazarla supone mejorar la competitividad y no dejar su economía atrás.

La Presidencia europea de Estonia ha identificado cuatro áreas clave, que quieren afrontar mediante directivas a lo largo de 2018:

  • una economía europea abierta e innovadora
  • una Europa segura
  • una Europa inclusiva y sostenible
  • una Europa digital y un libre flujo de datos

La Cumbre Digital en Tallin será la piedra de toque donde veremos hasta donde la política europea está dispuesta a llegar.

La otra intervención digna de mención corrió a cuenta de Eduardo Serra, ex ministro de Defensa y en la actualidad Presidente de la recién creada patronal tecnológica DigitalES. Además de auto describirse como un firme defensor de la formación continua en el puesto de trabajo, y de manifestar la necesidad de reformar todo nuestro sistema educativo para adaptarlo a la nueva realidad tecnológica, compartió un certero análisis sobre el futuro del trabajo, especialmente en un contexto de maquinización del empleo, que puede conllevar un radical cambio de paradigma, hasta el punto de que la remuneración por el trabajo ya no sea la principal fuente de ingresos de la ciudadanía, sino que habrá que implementar otros métodos, como la renta mínima vital. Para lograr que esta transición se haga de forma serena y ordenada, reclama un Pacto Social, un nuevo acuerdo de alto calado, que consiga que la tecnología revierta en beneficios para todos.

 

UGT Comunicaciones


[1] http://www.fcamberes.org/Home
[2] https://www.youtube.com/watch?v=hrAk53zAKiU&list=PLNmP33ynWrSSdITlZNQC0PqI6x5VJ9VJu&index=1
[3] https://www.economist.com/news/europe/21724831-country-e-residency-wonders-why-others-are-more-sceptical-estonia-trying-convert