Compartir
Print Friendly, PDF & Email

El Ministerio de Agenda Digital ha editado el “Informe e-Pyme 2016, Análisis sectorial de la implantación y uso de las TIC en las empresas españolas”[1], elaborado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI).

tic-pymes-01-08-01-18Novena edición de este estudio, que se vuelve a elaborar a partir de los datos que proporciona el INE. El informe permite apreciar la evolución en el uso de las TIC en la microempresa española, evidenciándose, de nuevo[2], que la digitalización de nuestras pequeñas y medianas empresas no progresa de la forma que debiera.

El informe se presenta esquematizado por sectores –industria, construcción, venta y reparación de vehículos, comercio mayorista y minorista, hoteles, campings y agencias de viaje, transporte y almacenamiento, informática, telecomunicaciones y servicios audiovisuales, actividades inmobiliarias, administrativas y servicios auxiliares y actividades profesionales, científicas y técnicas- así como aporta un visión de conjunto de las TIC en las microempresas y pymes, que representan el 73,2% del tejido empresarial español.

A continuación mostramos algunos de los datos que aporta el estudio:tic-pymes-02-08-01-18

  • El estancamiento en el acceso a Internet por parte de las empresas se hace palpable, puesto que las cifras siguen inamovibles desde 2014 en las grandes empresas y en las pymes, con una leve mejoría en las microempresas (un +3% en 2 años).
  • Lo mismo se puede aplicar al uso de ordenadores entre 2015 y 2016: El 99,1% de las pymes y grandes empresas dispone de ordenador. Este porcentaje es del 74,5% en el caso de compañías con plantillas de menos de 10 empleados. La penetración de este equipamiento se ha mantenido constante desde 2014, lo que hace patente la parálisis en el proceso de digitalización de nuestras empresas.
  • En donde parece registrarse un crecimiento sólido es en la banda ancha móvil, con un +4,5 p.p. con respecto a 2015 en las microempresas (69,9% en total).
  • La implantación de la banda ancha fija sigue experimentando retrocesos. En las pymes y grandes compañías, la presencia de este tipo de acceso a Internet disminuye -3,2 puntos desde 2014, hasta el 94,8% de las que disponen de acceso a Internet. En las empresas de menos de 10 empleados cae -6,8 puntos desde 2014, situándose en el 86% de las que cuentan conexión a Internet.
  • La formación en competencias digitales mantiene ratios indignos de una economía digital, especialmente en las microempresas, segmento donde únicamente el 3,1% de las compañías la proporciona a sus empleados, medio punto menos que en 2015. Este porcentaje se sitúa en el 23,4% entre las pymes y grandes empresas, un punto más que en 2015, pero muy lejos de lo deseable y aconsejable.
  • La implantación de la página web corporativa alcanza niveles muy diferenciados en función del tamaño de las empresas. En las pymes y grandes está presente en el 77,5% de las empresas con acceso a Internet. En el caso de las compañías de menos de 10 empleados, su penetración se sitúa en el 31,5%. La diferencia entre ambos segmentos alcanza los 46 puntos.
  • La movilidad en las compañías, que se mide por el porcentaje de empleados que dispone de dispositivos portátiles con conexión móvil a Internet proporcionados por las propias empresas, está más generalizado entre las microempresas (31,4%) que entre las pymes y grandes empresas (25,3%).
  • Por su parte, aumenta el porcentaje de empresas que realiza compras por comercio electrónico, con porcentajes de un 32,1% de pymes y grandes empresas y un 16,6% de microempresas, e incrementos de 4,5 y 4,3 puntos porcentuales, respectivamente.
  • Aumenta en ambos casos la utilización de los medios sociales que emplean el 42,9% de las pymes y grandes empresas frente al 30,4% de las microempresas, y el uso de servicios de cloud compluting, con porcentajes de utilización del 19,3% y 7,2%, respectivamente.
  • Entre los métodos de publicidad online, los de publicidad dirigida son por los que más se decantan las compañías que pagan por anunciarse en Internet. El 20,5% de las pymes y grandes empresas y el 10,5% de las microempresas los utilizan.
  • Un último indicador que recoge el informe es el referido a Big Data, según sus datos un 8,5% de las pymes y grandes empresas y un 2,7% de las microempresas los analiza.

En resumen, el progreso en la implantación de las TIC en las pymes españolas no supera la mediocridad, cuando no está sufriendo directamente una involución. Los indicadores demuestran incluso retrocesos en algunos aspectos (véase el apartado de banda ancha fija), algo inaceptable en una sociedad evolucionada, por mucho que algunos entes se empeñen en afirmar lo contrario[3], o al menos, dar apariencia de lo contrario[4].

Si el 73% de las empresas españolas muestran un índice tan reducido y alejado en cuanto a la adopción de las TIC, nuestro país tiene un grave problema de competitividad; un lastre brutal para el crecimiento económico. Y ya no digamos las paupérrimas cifras en formación TIC hacia la fuerza laboral, completamente alejadas de las necesidades de progreso digital.

Mientras tanto, nuestros líderes políticos ni saben ni se les espera: es un problema que ni comentan ni conocen.

UGT Comunicaciones

 

[1] http://www.ontsi.red.es/ontsi/?q=es/content/e-pyme-16-análisis-sectorial-de-implantación-de-las-tic-en-la-empresas-españolas
[2] http://comunicaciones.smcugt.org/noticia/las-tic-en-las-pymes-2015-id-55364.htm
[3] http://www.ieemadrid.es/2017/06/22/espana-destaca-puesto-7-la-ue-digitalizacion-empresas/; http://www.europapress.es/economia/noticia-espana-septimo-pais-union-europea-digitalizacion-empresas-ie-20170622130627.html
[4] http://www.red.es/redes/es/magazin-red/noticias/aumenta-la-implantación-de-tic-en-las-empresas-españolas