Inicio Opinión Subastas de frecuencias 5G, ¿dónde está el empleo?

Subastas de frecuencias 5G, ¿dónde está el empleo?

Compartir
Print Friendly, PDF & Email

Todos los países del mundo se están lanzando a licitar espectro para el 5G. Da igual el continente, el rango de frecuencias en liza o el precio: en todos ellos existe un sonora e inadmisible característica: no se exigen compromisos de empleo.

subasta-5g-01-01-07-19Las dos últimas subastas europeas han sido un claro ejemplo de cómo no se deben hacer las cosas. Ambas han estado presididas por los sobreprecios y la hiperinflación. La subasta italiana alcanzó una recaudación un 164% superior a la esperada1http://www.ugtcomunicaciones.es/wordpress/locura-inflaccionista-en-la-subasta-italiana-del-5g/. La alemana, superó en 1.550 millones la mejor de las expectativas (un 31% más). Ambas, con sus diferencias, fueron deliberadamente diseñadas para aumentar artificialmente la recaudación, al objeto de engrosar las arcas del Estado. La subasta germana, además, impone unos estrictos objetivos de cobertura en un tiempo récord: cobertura de 100 Mbps a al menos el 98% de los hogares del país en 2022 y a todas las autopistas en 20242https://www.europapress.es/economia/noticia-subasta-espectro-5g-alemania-supera-5000-millones-euros-20190410175951.html.

Y en todas ellas se detecta una inexplicable ausencia: ninguna referencia al empleo.

La falta de referencias al empleo es preocupante, por dos razones. Primera, porque como ya hemos afirmando en anteriores ocasiones, ante tal dispendio, las empresas comenzarán a presionar sobre los costes para reajustar sus balances económicos. De hecho, la mera inversión en espectro no genera empleo ni cobertura, solo crea un derecho de explotación. Si luego no tienes capacidad financiera para invertir más, ni crearás infraestructuras ni darás empleo, cuando no pondrás todo tipo de impedimentos a las actuales plantillas para que mejoren sus condiciones laborales y sus salarios excusándose en la situación financiera de la compañía.

La segunda viene dada por las exigencias de las licitaciones: no hay obligaciones de crear empleo. Ninguna. Solo de gastar el dinero convenido, y en algún caso, de dar cierto rango de cobertura. Pero creación de riqueza entre los trabajadores del Sector…nada.

UGT considera que esta forma de proceder es irresponsable e injusta. Parece como si reguladores, legisladores y políticos considerasen que el sector es viable sin contar con sus trabajadores. Como si no existiésemos o como si fuésemos invisibles. Todo se hace de espaldas a los que hacemos posible el día a día de las telecomunicaciones en España y Europa.

UGT sigue exigiendo, en todas las consultas públicas a las que acude y en todos los foros en los que estamos presentes, cláusulas de compromiso social, en donde en vez de subasta, se efectúen licitaciones con compromisos sociales de creación de empleo neto.

No pedimos nada nuevo ni imposible: las subastas de 2011 en España contenían, precisamente, compromisos explícitos de creación de empleo (de 40.000 empleos, nada menos3https://www.lamoncloa.gob.es/consejodeministros/paginas/enlaces/010411Radioelectrico.aspx). Si en aquel momento era viable, ¿ahora por qué no?

UGT Comunicaciones
Sector Estatal