Inicio Opinión TiSA, una auténtica amenaza a nuestro empleo en las telecos

TiSA, una auténtica amenaza a nuestro empleo en las telecos

Compartir
Print Friendly, PDF & Email

TiSA, el acrónimo usado para el Acuerdo en comercio de servicios (Trade in Services Agrement), es un polémico tratado internacional entre Europa y América para liberalizar el comercio de servicios. TiSA es sobradamente reconocido por su oscurantismo –prácticamente nadie puede saber detalles sobre su negociación o consultar los documentos usados en la misma- lo que ha provocado un rechazo generalizado de las organizaciones sociales y civiles[1].

Con motivo de esta movilización, UNI Global, la agrupación sindical de carácter mundial a la que está afiliada UGT, ha publicado un interesantísimo estudio, titulado TiSA y las telecomunicaciones: socavar las regulaciones nacionales y erosionar los derechos de los trabajadores, que analiza las consecuencias de TiSA en nuestros puestos de trabajo[2].

En opinión de este informe, TiSA no busca conformar un terreno equitativo sino permitir el acceso a organizaciones como Google, en condiciones muy favorables, a las infraestructuras de comunicaciones de otros países que, en muchas ocasiones, han sido financiadas con fondos públicos. De hecho, estos grandes actores de Internet, van a ser los principales beneficiados del TiSA, gracias a que un acceso sin restricciones y transfronterizo a las principales infraestructuras de telecomunicaciones les permitirá dominar los mercados de extremo a extremo.

TiSA, tal y como está ahora mismo conformado, permitiría que cualquier operador extranjero compitiese en España sin restricción y sin necesidad de contar con una presencia local. Cualquier empresa, no solo de telecomunicaciones, tendría acceso a las redes y servicios, sean públicas o no, y a un precio ínfimo, con la posibilidad de revender servicios sin límites. Dicho de otra forma, cualquier empresa, del sector que sea, de EEUU, Japón, Corea del Sur, Canadá, Australia o Suiza podría ejercer de operador virtual, alternativo o revendedor en España o en toda la Unión Europea. Si la liberalización del mercado de las telecos en Europa en 1998 se ha llevado casi 40.000 puestos de trabajo en España, el TiSA resulta una nueva liberalización, a escala prácticamente mundial, que amenazaría con destruir otro tanto.

Además, se margina a la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU), apartándola de su actual función de organismo normalizador de las telecomunicaciones.

Como es evidente, UNI Global considera que TiSA representará una masiva destrucción de empleo, ejerciendo una presión a la baja sobre los puestos de trabajo con derechos y protección, fomentando la subcontratación internacional y el dumping social.

Por todo ello, UGT Comunicaciones rechaza, de la forma más enérgica posible, la ratificación de un acuerdo transnacional que acabaría empobreciendo nuestra sociedad y que representaría una nueva, y fortísima, amenaza, a nuestro empleo y a los derechos y garantías que tanto nos han contado ganar. UGT Comunicaciones llevará este rechazo a todos los entes en los que estemos representados y defenderá la NO ratificación de TiSA ante cualquier organismo público o privado.

UGT Comunicaciones

 

[1] http://www.ugt.es/SitePages/NoticiaDetalle.aspx?idElemento=2524; http://www.ugt.es/SitePages/NoticiaDetalle.aspx?idElemento=1605; http://www.fespugt.es/politica-sindical/1023-tisa-sin-democracia
[2] http://www.thefutureworldofwork.org/media/35358/tisa-foul-play-6-tisa-and-telecommunications.pdf