Inicio Telefónica CEV UGT afronta el reto de negociar las mejores condiciones laborales

UGT afronta el reto de negociar las mejores condiciones laborales

Compartir
Print Friendly, PDF & Email

El 10 de septiembre de 2019, el Consejo de Administración de Telefónica ha aprobado el planteamiento de un nuevo PSI para los nacidos en 1966 y años anteriores, notificando el hecho relevante a la CNMC, como es legalmente perceptivo.

Recordemos que al inicio de la negociación del II CEV desde UGT se demandó a la empresa claridad, para despejar la negociación de cualquier respecto a un posible PSI o cualquier otra medida de adecuación de plantillas que pudiera incidir en la negociación del II CEV.

Recordemos también que la empresa respondió en el sentido de que “la plantilla está bien dimensionada” para el proyecto empresarial, que abarca hasta el año 2020, lo que parecía indicar que no existía intención de plantear ninguna medida en dicho sentido durante la negociación del CEV.

Sin embargo, al socaire de las tensiones financiera y bursátil acaecidas intempestivamente durante el verano, la empresa ha reconsiderado su postura inicial, de forma que en la negociación del II CEV se insertará, como ya ocurrió en el anterior Convenio, la negociación de un nuevo PSI, situación inédita en la negociación colectiva de nuestra empresa, al producirse dos planes de adecuación de plantillas sin solución de continuidad.

Ante esta situación sobrevenida, desde UGT manifestamos que el planteamiento del PSI no supone para nuestra organización ninguna “presión” adicional sobre la negociación del II CEV ya en marcha, sino todo lo contrario. Supone un acicate adicional para resolver en el futuro CEV la continuidad de las condiciones económicas, laborales y sociales de los trabajadores y trabajadoras, de forma previa a cualquier medida de adecuación de plantilla que pudiéramos negociar.

Así, si la compañía, pretendiendo un ahorro de la masa salarial futura con el que paliar la difícil situación económica que atraviesa el grupo Telefónica en España y con el que trata de recuperar la confianza de los inversores y accionistas, ha decidido plantear un PSI al que podría acogerse exclusivamente la plantilla nacida en 1966 (unas 2.200 personas) o en años anteriores (unos 2.000 compañeros/as más que en su momento declinaron participar en los anteriores ERE o PSI) en la Mesa de negociación del II CEV del 11 de septiembre.

UGT afrontará la negociación del citado plan desde nuestra responsabilidad como sindicato mayoritario en las empresas del Grupo Telefónica, para obtener las mejores condiciones tanto para los trabajadoras y trabajadores que decidan adherirse al PSI como para garantizar las de quienes continúen en la empresa.

Corresponde a la empresa justificar los motivos por los que se plantea una pérdida de empleo de tal entidad, siendo nuestra responsabilidad y obligación legal negociarla, pero sin que ello suponga una moneda de cambio de las condiciones laborales, económicas o sociales de ambos colectivos.

Mantenemos por tanto que, desde la perspectiva de UGT, cualquier posibilidad de acuerdo pasa por:

  • Mantener los principios de voluntariedad, universalidad y no discriminación establecidos en planes anteriores, así como las condiciones económicas y sociales firmadas en el pasado PSI, incluido el prorrateo del PSP para quienes no lo han liquidado.
  • Mantener la referencia de las condiciones económicas y sociales para la plantilla que permanezca, mediante un II CEV cuyos pilares principales deben ser:
    • Garantía de no aplicación con carácter forzoso de los artículos 51 y 52c del Estatuto de los Trabajadores.
    • No segregación o externalización de actividades que afecten al empleo con carácter forzoso.
    • Deslocalización de actividades y recuperación de actividades de mayor valor para asegurar la viabilidad de todas las provincias.
    • Incrementos salariales que representen una mejora de poder adquisitivo de la plantilla.
    • Cláusula de revisión salarial, con referencia al IPC, con la finalidad de salvaguardar un posible desfase entre la subida salarial que se pacte y la evolución de los precios.
    • Concreción del derecho a la desconexión digital.
    • Maximización del teletrabajo.
    • Un nuevo modelo de comercial.
    • Plan de formación con un contenido actualizado, acorde a las nuevas tendencias tecnológicas que se están implantando en la empresa, como garantía de futuro.
    • Un nuevo Plan de Igualdad actualizado y adaptado a los derechos y necesidades del conjunto de los trabajadores y trabajadoras de Telefónica de España.
    • La actualización y mejora del procedimiento de actuación en supuestos de acoso laboral, sexual y por razón de sexo en el trabajo.
    • Desaparición de la brecha salarial indirecta, mediante el fomento del uso por hombres y mujeres de los permisos retribuidos por causa legal.

En consecuencia, la presentación del PSI no nos distrae del verdadero objetivo de esta negociación, que es el diseño, de forma consensuada, del modelo con el que la empresa afrontará el futuro en los próximos años. Un futuro plagado de incertidumbres y desafíos y del que depende el empleo y la estabilidad de nuestras condiciones económicas y laborales y que sólo una negociación que contemple los intereses de ambas partes puede garantizar .

 

UGT Comunicaciones
Sector Estatal