Inicio Telefónica CEV UGT expone sus demandas para la negociación del II CEV

UGT expone sus demandas para la negociación del II CEV

Compartir
Print Friendly, PDF & Email

En la primera reunión de la Comisión Negociadora del CEV, tras la reglamentaria acreditación y reconocimiento de las partes y de la composición de la comisión, desde el compromiso adquirido con los trabajadores y las trabajadoras en las pasadas elecciones de TdE, y con la responsabilidad de ser el sindicato más representativo en las empresas del ámbito del CEVUGT ha desglosado sus demandas y planteamientos de cara a la negociación, en respuesta al mandato establecido por los respectivos comités Intercentros de TdE, TME y TSol.

UGT es consciente de que, además de las incertidumbres sociales, económicas y políticas, que obviamente influyen en los resultados de las empresas, este CEV está marcado por una realidad que no puede sernos ajena, como es el proceso de Transformación Digital de la economía y del empleo. La discontinuidad tecnológica que representan las nuevas tecnologías en los campos de la robótica, la IA, la IoT, el Blockchain o la Realidad Virtual supone un cambio radical, profundo y duradero en los mercados de trabajo y en las formas de hacer negocio. Es lo que todos venido a llamar Digitalización. Las incalculables repercusiones sociales y económicas de esta revolución están actualmente en debate en nuestra sociedad, y las empresas como las que componen este CEV, totalmente tecnológicas, estamos obligadas a desarrollar medidas que garanticen la competitividad de la compañía, teniendo en cuenta además de la imposición de un entorno regulatorio que no nos es favorable y a la exigencia del propio mercado, más competitivo, sin menoscabo de las condiciones laborales, económicas y sociales de los trabajadores y trabajadoras.

Por ello, hemos emplazado a la empresa para que defina su modelo empresarial para afrontar la transformación de una empresa de telecomunicaciones a una empresa digital, y que repercusión tendría sobre la actividad o el empleo, clarificando si hay intención de aplicar algún plan de regulación de plantilla, para despejar nuestras dudas y evitar la constante rumorología en uno y otro sentido.

UGT propugna que el nuevo modelo de empresa contemple la supresión de la territorialización que, si en algún momento inicial pudo responder a las imposiciones de la competencia, actualmente sólo supone un modelo de gestión que complica, más que favorece, la gestión, entorpece y retrasa la adopción de decisiones, y supone además una discriminación para la movilidad voluntaria funcional, profesional y geográfica de los trabajadores y trabajadoras.

De cara a la negociación, UGT mantiene las mismas pretensiones que en convenios anteriores, primando ante todo la garantía de empleo en la residencia laboral, el aumento del poder adquisitivo, avanzar en conciliación de la vida familiar, igualdad de género, reducción de jornada laboral, mejora de la turnicidad, la descentralización de la actividad, potenciación del teletrabajo, la mejora de la asistencia sanitaria complementaria y la ampliación de las ofertas comerciales a empleados, entre otros.

Defendemos todas aquellas políticas que redunden en la desaparición de cualquier tipo de desigualdad, ya sea por razón de sexo, raza, creencia, etc… Debemos avanzar hacia una igualdad efectiva, donde rompamos los techos de cristal y la discriminación salarial indirecta y para ello propondremos el acuerdo de un nuevo Plan de igualdad más acorde a los tiempos actuales. Al mismo tiempo debemos adoptar las medidas necesarias para erradicar la lgtbifobia y todo tipo de acoso o discriminación en las empresas.

Ante la digitalización y la introducción de nuevas tecnologías, para UGT es prioritario que la formación se convierta en un valor garantista de estabilidad en la residencia, de empleabilidad y de futuro laboral, mediante una enseñanza actualizada y completa, que se reciba con antelación al inicio de cualquier nueva actividad que se designe, y que esté consensuada entre la representación sindical y la empresa, para garantizar que no solo se atienden las necesidades empresariales, sino también las de la plantilla.

Nuestra organización ha manifestado la necesidad de abordar un nuevo marco laboral de referencia para los FFCC, que incluya los avances y mejoras que acordemos en el transcurso de la negociación del CEV.

Y, finalmente, UGT demanda que en el acuerdo que alcancemos se establezca la plena ultraactividad del convenio hasta la firma del siguiente, de forma que se garantice la estabilidad y tranquilidad de la plantilla.

A lo largo de las diferentes reuniones UGT irá desglosando las distintas propuestas que se han avanzado en la primera reunión.