Inicio Internet 17 de mayo – Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad...

17 de mayo – Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información.

Durante esta pandemia por coronavirus Internet está siendo una tabla de salvación, un bálsamo, un amortiguador de algunos de los efectos más devastadores del confinamiento. España ha demostrado que tiene una excelente infraestructura de telecomunicaciones y una muy buena penetración de usuarios de las tecnologías. Ha sido posible activar una experiencia masiva de teletrabajo, la tele-asistencia médica, la educación a distancia, la comunicación social o un acceso a la cultura y al entretenimiento de calidad.

El 17 de mayo es el Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, una celebración que tiene como objetivo sensibilizar sobre las posibilidades que Internet y las TIC tienen para el pleno desarrollo de las sociedades. Esta efeméride tiene lugar desde 1968 para conmemorar el aniversario de la firma del Primer Convenio Telegráfico Internacional, así como la fecha en que se estableció el Día Mundial de las Telecomunicaciones, eventos que se realizaron el 17 de mayo de 1865.

 

 

Esta celebración cobra este año una importancia especial como consecuencia de la crisis que estamos viviendo, unos tiempos en los que el uso de las tecnologías se ha convertido en parte fundamental de nuestras vidas.

 

Actualmente vivimos en la era de la información, las tecnologías de la comunicación, el tráfico de datos… Vivimos en una era digital que no sería posible si no existieran unas redes de comunicación invisibles, las telecomunicaciones.

 

Hoy vivimos un periodo de incertidumbre causado por la pandemia del COVID-19. En España, la población se ha visto recluida en casa salvo en casos excepcionales, como comprar víveres o acudir a trabajar en los casos que no sea posible hacerlo desde casa, merced precisamente al desarrollo de las infraestructuras de telecomunicaciones que, durante los últimos años, se han ido implementando, facilitando y posibilitando el teletrabajo, que, en estos difíciles momentos, hemos encontrado tan necesario. Tanto para salvaguardar la salud de las personas, como en el mantenimiento de la producción el acceso a los bienes y servicios de primera necesidad.

 

Gracias a las telecomunicaciones es posible que todos podamos conectarnos a Internet casi desde cualquier punto de la península, del continente y del mundo. Gracias a ellas la crisis del coronavirus no será tan crisis. Invisibles, pero presentes.

 

El mundo de las telecomunicaciones ha vivido una revolución en los últimos 20 años. Si bien internet, era un mundo por descubrir, al que teníamos que ir acostumbrándonos, hoy es una vieja conocida, una tecnología con la que trabajamos a diario y buena fuente de nuestro entretenimiento y ocio.

 

Pero como bien apunta Noelia Miranda, responsable de desarrollo técnico del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (COIT) en ComputerWorld “Prácticamente todo el mundo sabe qué es, para qué funciona y cómo se utiliza. Sin embargo, no tantos conocen que se deben a las telecomunicaciones, unas herramientas prácticamente invisibles”. Además, “Las infraestructuras de las telecomunicaciones están soterradas o son invisibles, porque funcionan con campos electromagnéticos. Solo se pueden ver las antenas de las bases de telefonía móvil”. Las redes móviles, la fibra óptica… están ahí, sustentando gran parte de lo que hacemos hoy en día debido a esa digitalización de la vida cotidiana, pese a que no las veamos: “Todo funciona, pero no se sabe muy bien por qué”, explica la experta. Añade: “En España, gracias al despliegue de los operadores, a nivel de fibra óptica y de cobertura de telefonía móvil somos muy fuertes”.


Esta crisis en particular está poniendo en valor la relevancia y el valor del sector de las telecomunicaciones, en el mundo entero. No sólo en lo más obvio, como instrumento insustituible en el modelo productivo basado en el teletrabajo, (un 88% lo intentan o lo impone según Gartner), sino como dinamizador, permitiendo el mantenimiento de contacto social con familiares y amigos, popularizando el uso de videoconferencias (
 las herramientas colaborativas de videoconferencia, Whatsapp, Skype, Teams, Zoom, etc… han experimentado un crecimiento exponencial del 250%
), de la formación a distancia mucho más allá del e-learning, permitiendo que escolares, y universitarios, pudieran continuar su actividad formativa estos meses. Y, por supuesto, de rabiosa actualidad, y que ha sido crucial en la lucha contra esta enfermedad, la telemedicina.

 

Noelia Miranda, a este respecto afirma: “La telemedicina ayuda a monitorear a los pacientes, compartir información y difundirla”. Miranda cuenta que en otros países se han utilizado herramientas de big data como medida de salud pública. Hay muchos datos de movimientos que se pueden usar (siempre que se respete la privacidad) para conocer si se ha estado próximo a un paciente de coronavirus. “Pueden usarse servicios de telemedicina para que el sanitario no entre en contacto con el paciente y minimizar riesgos y ahorrar tiempos”, explica.

 

Pero esta crisis, como UGT lleva años denunciando, también ha evidenciado las brechas sociales; que hay colectivos en clara desventaja frente a otros; estudiantes que no disponen de dispositivos o redes adecuados para hacer sus trabajos; mayores en residencias u hospitales aislados por no disponer de una adecuada conexión para mantener el contacto; o personas dependientes que, sin la ayuda de sus cuidadores, han estado doblemente aisladas, al no poder acceder de una forma independiente a esas tecnologías.

 

Es por ello por lo que, en UGT seguiremos luchando por un acceso justo e igualitario a las nuevas tecnologías y a las autopistas de la información, convencidos en que las inversiones en este sector dinamizarán otros sectores productivos, y crearán muchos nuevos. Todo ello posible mediante la creación no sólo de esas infraestructuras tecnológicas, sino, también, a través de la creación y mantenimiento de empleos de calidad, en un sector que se ha evidenciado estratégico para el país.