Inicio Telefónica CEV Hacia una desconexión digital plena y efectiva

Hacia una desconexión digital plena y efectiva

A lo largo de este periodo de teletrabajo masivo, todos hemos ido haciéndonos más conscientes de las fortalezas de esta forma de organización del trabajo (por ejemplo, como método para frenar las cadenas de contagio) como de sus debilidades intrínsecas. Una de estas últimas es la tendencia a difuminar los límites entre tiempo de trabajo y descanso, prolongando de forma innecesaria la jornada de trabajo. Sin lugar a dudas, el largo periodo de confinamiento domiciliario ha contribuido a exacerbar esta tendencia, aunque tampoco podemos ignorar las malas prácticas de ciertas unidades, que han aprovechado estas circunstancias para exigir la realización de tareas sin atender a los límites establecidos por nuestra normativa laboral.

Conscientes de esta realidad, UGT se ha dirigido en diversas ocasiones a la Representación de la Empresa, conminándola a poner en marcha los mecanismos necesarios para frenar este abuso. En concreto, UGT ha reclamado la puesta en marcha inmediata del registro horario a distancia, y por otro lado, el desarrollo pleno del acuerdo de desconexión digital que consta en el II CEV.

La primera de las soluciones, el registro horario a distancia, se encuentra en su última fase de desarrollo, probándose en estos momentos entre el personal de fuera de convenio (que también tendrá la obligación de “fichar”), por lo que esperamos se ponga en marcha para toda la plantilla en breve.

Para la segunda, el derecho a la desconexión digital, desde UGT hemos exigido a la empresa el cumplimento de la cláusula sexta de nuestro acuerdo, que especifica que “TELEFÓNICA implementará las medidas de sensibilización sobre las que se ampara el derecho a la desconexión digital. Para lo cual se informará y/o formará a las personas trabajadoras sobre la necesaria protección de este derecho, teniendo en cuenta las circunstancias, tanto laborales como personales de todas las personas trabajadoras, y para ello se pondrá a disposición de las mismas, toda la información y/o formación que precisen para la comprensión y posterior aplicación de las mencionadas medidas protectoras del derecho a la desconexión digital. Corresponde a quienes tengan la responsabilidad sobre un equipo y/o superiores jerárquicos de las personas trabajadoras, fomentar y educar mediante la práctica responsable de las tecnologías y con el propósito de dar cumplimiento al derecho a la desconexión digital”.

En respuesta a este requerimiento, la empresa comenzará próximamente una campaña bajo el nombre “NUEVAS FORMAS DE TRABAJO_Impulsando la transformación” y los hashtags #YOELIJOCONFIAR y #YOELIJORESPETAR, en donde se instará a dar un vuelco en la forma de comunicación de los equipos. Entre otras medidas, se enumeran las siguientes:

  • Se recordará que es preciso evitar el envío de correos o la realización de llamadas fuera de los horarios laborales.
  • Se instará a que todos los coordinadores de equipos tengan en cuenta que las comunicaciones se deben producir entre las 7:30 y las 19:00, respetando siempre los turnos y horarios de cada receptor de la comunicación.
  • Las reuniones no deberán superar el 60% de la jornada, evitando el tramo horario comprendido entre las 14:30 y 15:30 y ciñéndose su convocatoria al horario comprendido entre las 8:30 y 19:00, respetando siempre los turnos y horarios del receptor de la comunicación. Además, se recomendará que su duración no supere los 45 minutos, dando pautas para que la celebración de reuniones sea más ágil y productiva.
  • Se recomendará un tiempo de desconexión completa, sin dispositivos electrónicos conectados al trabajo, reservando un tiempo para realizar dicha desconexión total.

UGT aplaude esta campaña de comunicación, que quizás llegue con mucho más retraso del deseable, pero que cumple con los parámetros negociados en el acuerdo de desconexión. En nuestra opinión, la compañía debe priorizar su difusión entre toda la estructura y cadena de mano, de tal forma que comprendan que es su obligación respetar el tiempo de descanso de sus colaboradores, liderando este proceso de aplicación plena del derecho a la desconexión digital.

Finalmente, recordamos a la plantilla la necesidad de respetar y hacer respetar este derecho individual y colectivo: es preciso que todos entendamos que teletrabajar solo es posible si registramos el inicio y final de jornada y si ejercemos una auténtica desconexión digital del trabajo. Sólo así conseguiremos sacar el máximo provecho al teletrabajo evitando sus posibles consecuencias negativas.

UGT Comunicaciones