Medidas voluntarias para mejorar la flexibilidad laboral

portada-comunicado13-07-2021

Uno de los objetivos que UGT ha mantenido durante la negociación de la prórroga del II CEV recientemente acordada ha sido la ampliación de las medidas de flexibilidad laboral voluntarias para procurar nuevas alternativas a la conciliación de la vida laboral y particular de las personas trabajadoras.

Conscientes de las nuevas posibilidades que la digitalización conlleva, hemos abogado por la búsqueda de nuevas fórmulas de conciliación, más allá incluso de la lógica potenciación del Teletrabajo y su extensión a todas aquellas personas cuya actividad sea susceptible de teletrabajar.

Así, siendo conocedores que el Teletrabajo no se adaptaba a todas las personas trabajadoras,  hemos logrado la inclusión en el acuerdo de prórroga del Smart Work (trabajo en movilidad),  de forma que la empresa ya está comunicando a los posibles interesados la posibilidad de acogerse a dicha fórmula de prestación laboral entre el colectivo de venta directa carterizada y venta indirecta, ingeniería preventa y postventa y FF.CC., así como el resto de colectivos regulados en el  Art.2 del II CEV.

Nuestra apuesta por esta nueva fórmula de trabajo flexible permitirá que aquellos profesionales que lo deseen puedan acogerse a una novedosa modalidad de prestación laboral que permite configurar la actividad con mayor autonomía, basada en cumplimiento de objetivos, que posibilita ajustar el lugar de trabajo en función de las necesidades de los Clientes o los proyectos mediante el uso de la tecnología.

El desarrollo de esta prestación implica:

  • Voluntariedad y reversibilidad
  • Actividad en remoto.
  • Coordinación con los responsables jerárquicos y/o colaboradores.
  • Presencia en el centro de trabajo, o en el domicilio del Cliente, asistencia a reuniones y cursos de formación cuando la actividad lo requiera.

Además, hemos conseguido que la empresa facilite los medios técnicos adecuados para trabajar en remoto,  con tarifa de datos ilimitada,  línea móvil corporativa y dotación de una silla ergonómica para una ubicación, aspectos que solo estaban amparados por el RD 28/2020 para el Teletrabajo,  así como medidas de ciber seguridad, con especial atención a la prevención de riesgos laborales y seguridad y salud, garantizando además las posibilidades de desarrollo profesional, formación o derechos colectivos y sindicales de los acogidos a esta modalidad en las mismas condiciones que el resto de personas trabajadoras.

El uso del Smart Work, como alternativa al Teletrabajo para determinados colectivos, supone una opción pionera que amplifica las posibilidades de flexibilidad voluntaria y la mejora de la conciliación de la vida personal y laboral, objetivos siempre perseguidos por UGT.

Paralelamente, y profundizando en las medidas de flexibilidad, durante la prórroga acordamos incorporar a los Comerciales de Venta Presencial (RV3) al Plan de Retribución Flexible, de forma que los interesados puedan acceder a distintas ventajas económicas y fiscales, personalizadas y modificables de forma voluntaria, obteniendo ayudas para la adquisición de vehículos en renting, guarderías o formación, entre otras.  A ese efecto la empresa ha facilitado acceso a un portal para la contratación de dichas compensaciones económicas que cuenta con un simulador que las personas interesadas podrán utilizar para informarse e incluso hacer simulaciones para comprobar su repercusión sobre sus nóminas.

En definitiva, la prórroga del II CEV que desde UGT hemos promovido y alcanzado mantiene el espíritu innovador de dicho acuerdo, respondiendo no sólo a las necesidades de las personas trabajadoras de Telefónica en materia de garantías y derechos, sino aportando soluciones y facilidades acordes con la evolución tecnológica y social que pretendemos liderar.

 

UGT Sector de Comunicaciones

Artículo anteriorUGT acuerda el II convenio colectivo de BT Global ICT Business Spain
Artículo siguienteReunión del Comité Intercentros Seguridad y Salud de Telyco