UGT pone en valor la figura de la profesora y profesor interno en Telefónica

profesor interno

XVIII Comisión interempresas de formación – UGT ha defendido que la figura de la Profesora y Profesor Interno es un pilar fundamental de nuestro modelo formativo.

Para UGT, la figura de la profesora y profesor interno es esencial como eje vertebrador del traslado de experiencia y conocimiento a las personas trabajadoras de la compañía y supone además una garantía de calidad en la formación interna.

Durante la reunión de la XVIII Comisión Interempresas de Formación, UGT ha defendido que la figura de la Profesora y Profesor Interno es un pilar fundamental de nuestro modelo formativo en las diferentes modalidades de impartición y que las personas que ejercen esta función deben continuar siendo los catalizadores de la formación digital que necesita la empresa.

En la reunión mantenida, la empresa presentó una serie de casuísticas relativas a la formación síncrona (aquella en que el profesor coincide en espacio temporal con los alumnos ya sea en el aula o de forma virtual mediante herramientas colaborativas), una de estas casuísticas contempladas por la empresa supone repartir el importe de la retribución pactada en convenio, de forma que a cada profesor o profesora le corresponde el 50%, en aquellos supuestos en el que el curso se imparte por dos profesores/as de forma simultánea. Si bien, la empresa ha comunicado que se contempla el abono completo en el caso de supuestos excepcionales y aprobados por el comité de aprendizaje, para UGT el abono completo debiera ser la norma.

Para UGT, resulta incomprensible que la empresa establezca criterios de retribución diferenciados ante supuestos similares y que penalice económicamente el criterio del responsable junto con los profesores y profesoras de un curso cuando estos estiman, bajo criterios pedagógicos, que la formación requiere de más de una persona formadora.

UGT ha señalado que, durante la impartición de formación síncrona, los profesores/as internos deben realizar actividades que se solapan ente si y que, de intentar realizar sin colaboración de una segunda persona formadora, impedirían el correcto desarrollo del curso, retrasando innecesariamente la duración de este y afectando al vínculo comunicacional que se establece entre docente y las alumnas y alumnos.

UGT entiende que esta política de reducción inevitablemente terminará perjudicando la formación y el desarrollo del talento de la plantilla.

En un contexto de cambio y disrupción tecnológica, UGT considera imprescindible adaptarse a los nuevos entornos de aprendizaje y requiere de la empresa una apuesta firme por los nuevos modelos de aprendizaje, demostrable a través de la justa compensación de la figura esencial del modelo de aprendizaje: La persona formadora interna.

Por todo ello, UGT solicita el abono del 100 %  de la retribución de las  profesoras y profesores, y aplique las medidas necesarias para dotar de prioridad a las actividades formativas, evitando cualquier situación donde los objetivos de aprendizaje y evolución de la empresa y de las personas trabajadoras queden condicionados al nivel de consecución de objetivos, o cualquier otra circunstancia puntual, de alguna unidad en concreto.

Artículo anteriorDecepción en la negociación de prorroga en Telyco
Artículo siguientePoder adquisitivo : UGT es garante de los acuerdos que alcanza