La declaración de derechos digitales de la UE nace lejos de lo que necesitan las personas trabajadoras

La presentación, por parte de la Comisión Europea, de una Declaración de principios y derechos digitales1https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/es/IP_22_452, aun siendo bienintencionada en muchos aspectos, se encuentra muy lejos de los intereses y necesidades de las personas trabajadoras.

Así, en opinión de UGT, la Declaración adolece de una general falta de concreción, resultado así un texto más enunciativo que comprometido y que no supone la consolidación de nuevos y verdaderos derechos digitales para la población europea y española.

Pero lo más negativo del proyecto de declaración es su inhibición al respecto del factor trabajo. A lo largo de todo su redactado sólo se dedican unas brevísimas líneas a los derechos digitales de las personas trabajadoras, que se limitan a reproducir lo ya estipulado en los Tratados de la UE y que se centran únicamente en el “derecho a la desconexión digital”, cuando la digitalización supone un desafío muchísimo más amplio y amenazante.

Así, el impacto de la automatización y robotización del empleo2https://www.ugt.es/sites/default/files/24-_maquetado-_impacto_de_la_automatizacion_en_el_empleo_en_espana.pdf, que amenaza a millones de puestos de trabajo tanto en Europa como en España, la cada vez mayor importancia de los algoritmos en las decisiones laborales3https://www.ugt.es/sites/default/files/no_25_-_210504_analisis_de_la_ley_europea_de_inteligencia_artificial.pdf o la gestión de los Fondos Europeos para mejorar la calidad del empleo4https://www.ugt.es/los-fondos-europeos-para-digitalizacion-deben-vincularse-al-empleo-de-calidad, son asuntos que la Comisión Europea arrumba deliberadamente.

La Digitalización del empleo y de las relaciones laborales no puede representan una nota al pie a la hora de confeccionar una declaración europea de derechos. Muchos años después de su irrupción, Europa no ha sido capaz regular la laboralidad de las plataformas digitales, o cómo llevar a efecto, de forma efectiva y completa, el derecho a la desconexión digital, con cada vez más países aplicando normativas al tal efecto de forma dispar. La Confederación Europea de Sindicatos (CES-ETUC) ya ha advertido de tales problemáticas en diversas ocasiones5https://www.etuc.org/en/document/etuc-resolution-protection-rights-non-standard-workers-and-workers-platform-companies.

Por todo ello UGT reclama redactar una Declaración más ambiciosa y extensa, que entre a concretar aspectos fundamentales como la formación digital a lo largo de toda la vida laboral, cómo articular una red de seguridad en caso de despidos tecnológicos, la laboralidad de las plataformas digitales – no solo las de reparto, sino todas- y legislar la aplicación efectiva los derechos de las personas trabajadoras ante las amenazas digitales (como las decisiones algorítmicas injustas o como realizar una auténtica desconexión digital).

UGT Comunicaciones

Artículo anteriorUrge acabar con la triple desigualdad digital, sanitaria y bancaria que sufren nuestros mayores
Artículo siguienteLa UGT dice otra vez NO a la guerra