REE y DIGI también sufragarán el Servicio Universal de Comunicaciones

El regulador sectorial, con un evidente retraso, acaba de confirmar el coste neto del Servicio Universal de Telecomunicaciones de 20181https://www.ugtcomunicaciones.es/wordpress/se-estanca-el-coste-del-servicio-universal/, así como los operadores2https://es.investing.com/news/stock-market-news/telefonica-financiara-el-45–del-servicio-universal-de-telefonia-de-2018-2228088 que deberán contribuir a sufragarlo3https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-B-2022-8224.

Y en este último punto encontramos dos novedades, a diferencia de años anteriores4https://www.ugtcomunicaciones.es/wordpress/casi-20-anos-despues-coste-del-servicio-universal-se-repartira-14-operadores/: la presencia del operador de origen rumano Digi y de Red Eléctrica de España (REE). A continuación, mostramos dos tablas que compara las cantidades abonadas por cada operador entre los años 2016 y 2018 – en año 2017 no consta en la documentación oficial de la CNMC5https://www.cnmc.es/ambitos-de-actuacion/telecomunicaciones/servicio-universal-contabilidad-regulatoria-:

Además de la presencia de Digi y REE6https://www.expansion.com/empresas/tecnologia/2021/10/11/6163343e468aeb5e4a8b45c0.html; https://elpais.com/economia/2021-12-17/red-electrica-obtiene-971-millones-por-el-49-de-su-filial-de-fibra-optica.html (deberán abonar, respectivamente, un 0,3% y 0,59% del total del fondo) y del incremento del número de operadores obligados a contribuir (14 de 2016 por 15), llama la atención la desaparición de Colt Telecom (aunque ha recuperado terreno desde aquella7https://www.zonamovilidad.es/top5-operadores-telefonia-fija-telefonia-movil-espana-2021-telecomunicaciones) y el fuerte descenso de la participación de Telefónica (la división de telefonía fija y banda ancha), que desciende 3 puntos, de forma análoga a su paulatina pérdida de dominancia sectorial y menor recaudación.

Queda fuera del reparto Telxius, que alegó que un elevado importe de sus ingresos provienen de infraestructuras íntegramente localizadas en territorio extranjero y por servicios prestados a clientes extranjeros no deben ser computados”, lo que le exime de contribuir.

En el procedimiento también presentó alegaciones Orange, que solicitó que la “base de reparto y la contribución al FNSU se valore de manera consolidada para Orange Espagne y OSFI [Orange España Comunicaciones fijas] a los efectos de evitar la doble imposición”, una petición que, como en ocasiones anteriores, fue rechazada por la CNMC8https://www.cnmc.es/expedientes/sudtsa00121.

Finalizado el procedimiento, los contribuyentes señalados deberán ingresar las cantidades en el plazo de un mes. A continuación, Telefónica SAU recibirá 10,53 millones de  euros, correspondiente a la prestación del servicio universal del ejercicio 2018.

UGT Comunicaciones

Artículo anteriorUGT solicita que se apueste por una conciliación real
Artículo siguienteEspaña presume de las redes fijas más modernas del mundo