Inicio Grupo Orange Rumores de ERE

Rumores de ERE

Vaya por delante que este tipo de noticias nos las cuentan “de sopetón” y sin previo aviso, pero vale la pena analizar la situación actual dados los intensos rumores que están circulando.

Desde hace tiempo se viene especulando con esta situación. Y no hablamos de hace unas semanas o meses, desde que acabó el anterior ERE ya recibíamos informaciones de un ERE confirmado y con fecha.

Han pasado los años y de momento no se ha producido.

Es cierto que desde el cambio de CEO los rumores se han recrudecido. Más aún con el talante y opiniones que el nuevo CEO transmite sin tapujos, algo que agradecemos desde UGT.

Cuando a los rumores, casi siempre infundados, se les une la opinión clara y meridiana en retransmisión en directo del CEO a toda la plantilla de España en la que nos dice que somos afortunados por tener trabajo y que nos paguen por ello, tenemos un cóctel magnífico para la especulación.

En muchas ocasiones desde RRHH, cuando preguntamos por los rumores de ERE, se nos dice que no hay nada y que parece que la plantilla está deseando que lo haya dadas las continuas especulaciones.

En primer lugar, es la Dirección quien no debería fomentar con ciertas opiniones estos rumores.

Evidentemente, la rumorología no trae nada positivo, y algunas “mentes pensantes” pueden sacar ideas de estos rumores, pero la realidad es que tanto desde RRHH como el propio CEO nos han transmitido que no hay planes actualmente en este sentido.

¿Y en el corto/medio plazo? Ni ellos, ni nadie se va a “mojar”, un CEO no puede decir que no va a haber ERE, y menos con la incertidumbre actual. Como mucho puede decir lo que ha dicho, es decir, que actualmente no tienen eso sobre la mesa.

El último ERE, tras la fusión con Jazztel, se fundamentó en las duplicidades, algo que era bastante claro, pero aun así UGT analizó todo el expediente para que no se aprovechara para hacer otras cosas. Y cuando no se pudo parar la medida nos centramos en garantizar cuestiones innegociables para nosotros: voluntariedad, fuertes indemnizaciones, plazos amplios …

Actualmente, sin una operación semejante, tendría que cimentarse en cuestiones económicas. Pero que a nadie se le olvide que si estamos en este punto es por una pandemia y por las decisiones estratégicas de la Dirección.

Si alguien pretende destruir empleo por sus malas decisiones o por los efectos de la pandemia … nos van a tener enfrente. Haremos todo lo posible para parar la medida.

Y sólo si no hay manera de parar una medida semejante negociaremos las condiciones porque no podemos dejar tirada a la plantilla. Condiciones que deben tener como suelo las del último ERE, mejorando cuestiones que no pudieron hacerse en su día.