La digitalización está destruyendo empleo, y los fondos europeos no deben amplificar esta tendencia

  • El análisis a largo plazo confirma los peores presagios: la digitalización está destruyendo empleo a medida que se aumenta el número de robots y se tecnifican los servicios.
  • Tanto en el sector industrial, como en el bancario o el teleco, a media que ha aumentado la automatización o la robótica, se han ido perdiendo miles de puestos de trabajo.
  • UGT exige al Gobierno y patronales que los fondos europeos para la digitalización de nuestro tejido productivo se vinculen a compromisos de mantenimiento del empleo y recualificación digital.

No se trata de una impresión ni de un dato sin contrastar: el aumento de la digitalización en los sectores más avanzados en la materia tiene una correlación directa con la destrucción de empleo. Según la investigación de UGT en los sectores bancario, manufacturero y de telecomunicaciones, a medida que se ha ido imponiendo el uso de la banca digital, los robots industriales o se ha desplegado fibra óptica de manera masiva, se han ido perdiendo miles de puestos de trabajo.

En el caso de la industria manufacturera, en las últimas dos décadas se observa una disminución del empleo de un 18,8%, mientras que el parque de robots se incrementaba en un 235%. La visualización gráfica no deja lugar a dudas de la relación entre ambas circunstancias.

Fuente: INE-EPA, IFR, AER

La misma tendencia se puede apreciar para el sector bancario, esta vez sobre dos parámetros: el número de transacciones digitales y el porcentaje de población que usa la banca electrónica, nuevamente superpuestos al volumen de empleo. Así, mientras el número de transacciones electrónicas o la banca digital crecieron un 375% y 35,5%, respectivamente, el empleo decayó un 18% en el mismo periodo de estudio. A estas cifras habrá que añadir los efectos de los ERE que están castigando, aun más, a las personas trabajadoras de la banca española.

Fuente: INE-EPA, Banco de España y CNMC

Finalmente, tenemos el caso del sector de las telecomunicaciones, entre los más tecnológicos de nuestro país. La irrupción de la fibra óptica como infraestructura de conectividad casi universal ha tenido severas consecuencias sobre el empleo, al no necesitar de una mano de obra tan intensiva y su capacidad de operativa en remoto. Si a ello se le añaden los profundos procesos de automatización que están desarrollando las operadoras, se observa como en la última década, mientras el incremento de los accesos por fibra se disparaba un 6.500%, el empleo cae casi un 30%.

Fuente: CNMC

Estas cifras confirman el vaticinio del Foro Económico Mundial, que espera que en 2025 las máquinas realicen la mitad de las tareas laborales que hacían los humanos solo unos pocos años atrás. La evidente relación entre digitalización y destrucción de empleo se hace más plausible en España.

UGT considera que se debe cortar, de raíz, esta tendencia. Por una parte, patronales, empresas y AAPP deben implicarse, a través de diálogo social bipartito y tripartito, para conformar una digitalización inclusiva y que reparta riqueza; y no al contrario, como está sucediendo ahora, que estamos asistiendo a un proceso de digitalización que genera pobreza, precariedad y conflictividad social y laboral.

Y por otra parte, UGT advierte que las milmillonarias ayudas europeas a la recuperación, una gran parte destinadas a la partida digital, no pueden, bajo ningún concepto y en ningún caso, fomentar esta práctica de sustituir a personas por máquinas. El Sindicato va a exigir a Gobierno y patronales que los fondos europeos para la digitalización de nuestro tejido productivo se vinculen a compromisos de mantenimiento del empleo y recualificación digital, para dotar de estabilidad y empleabilidad a las personas trabajadoras de nuestro país.

UGT Comunicaciones

Artículo anteriorReunión Dirección Canal Telefónico Empresas CGC y PE
Artículo siguienteLa fibra superó al ADSL en el mundo en 2020