UGT exige un proceso de consolidación sectorial que cree empleo digno y cierre la brecha digital

El anuncio de un período de negociación exclusivo efectuado hoy por Orange y MásMóvil, al objeto de fusionar sus operaciones en España, necesariamente debe incluir entre sus principios un compromiso firme, continuado y a largo plazo de constante creación de empleo. Una operación de estas características, para ser creíble en términos de valor y apuesta de país, tiene que colocar al empleo entre sus principales prioridades. O dicho de forma inversa: cualquier acuerdo de fusión entre ambas operadoras que no contemple una apuesta decidida por el mantenimiento y la expansión de sus plantillas, tendrá sobre sí un severo problema de reputación social, laboral y económica.

Además, en opinión de UGT, este proceso debe servir de acicate para acometer un profundo cambio regulatorio en nuestro Sector. Así, consideramos que este proceso interminable de consolidación es el resultado de una regulación sectorial obsoleta, asimétrica y claramente ineficaz. La obsesión de los reguladores y legisladores, tanto europeos como nacionales, por fomentar una artificial competitividad sobre precios, arrumbando el necesario despliegue de fibra y 5G en la España vaciada, ha generado una secuencia de operaciones corporativas multilaterales de las que solo podemos concluir una certeza absoluta: han destruido miles de puestos de trabajo.

En los último 20 años, el Sector de las Comunicaciones español ha perdido casi la mitad del empleo que creaba. Se trata de 44.000 puestos de trabajo destruidos, empleo de calidad, digno, bien remunerado y tecnológico. Un catástrofe sin parangón en Europa y en el mundo.

nota_prensa_08-03-2022

UGT defiende la necesidad de conformar un sector telco integrado por operadores fuertes que compitan sobre infraestructuras y apuesten por la inversión, la innovación, el crecimiento y el empleo. Nuestro Sindicato exige, por tanto, que tanto este movimiento corporativo, como cualquier otro que esté por venir, se sujete a las siguiente premisas:

  • La creación de empleo de calidad, al objeto de ponernos a la altura de nuestros competidores europeos. Y desde un punto de vista inverso, que aquellas operadoras que destruyan puestos de trabajo no puedan acceder a las ayudas europeas del Plan de Recuperación.
  • El cierre de la Brecha Digital territorial. La fortaleza de las nuevas asociaciones debe ejemplarizarse a la hora de llevar la fibra y el 5G a la España rural y despoblada.
  • Al aumento paulatino y decidido de la inversión en innovación. Europa y España deben volver a ser líderes de conocimiento y nuevas tecnologías, recuperando la soberanía digital que nuestro sector ostentó, sin ir más lejos, con el GSM y que es perentorio recuperar.

UGT trasladará estas exigencias a todos los actores implicados, desde las propias compañías implicadas a legisladores y reguladores, aprovechando en este último caso, la tramitación de la futura Ley General de Telecomunicaciones.

UGT Comunicaciones y Cultura

Artículo anterior8M Igualdad hoy para un mañana sostenible
Artículo siguienteMercado Telecos diciembre: cara y cruz para Vodafone en BAM y BAF